Memoria Nortina

La pampa

La pampa para nosotros, el desierto para lo que no nos conocen, desafía las nociones clásicas de la belleza. La pampa nos interpela y a veces nos deja sin palabras. Sólo unos pocos, han sabido dar con su gramática oculta, y con su semántica llena de camanchaca, niebla para los que no saben. A fines del siglo XIX Clodomiro Castro se hacía cargo de su existencia. A mitad del siglo que nos acaba de dejar, Sabella y Bahamonde la escrutaban con la claridad del haber nacido aquí. Rivera Letelier en clave más de fines de los XX le agregó sonrisa entre tanto sufrimiento. La novela “Norte Grande” de Sabella es la postal más poderosa, que hay que re leer. Los ensayos y cuentos de Bahamonde puertas que nos invitan a adentrarnos en este mundo de magia y de dolor. “La reina Isabel…” de Rivera, la fiesta que desencadena la tragedia. ¿O la revés?

La pampa fue el milagro de los pampinos que la habitaron y no se intimidaron ante tanta belleza. No tuvieron muchos jardínes, pero a falta de ellos, cultivaron los de la memoria, con sus bellezas y excesos, que cada día florece. Las oficinas salitreras aquí y allá, le torcieron la mano a la majestuosa fuerza de esa pampa, donde según el poeta “nunca la flor creció”.

La pampa, sin embargo, por muy conocida que se nos presente, tiene sus misterios. A falta de flores, las animitas nos parecen indicar la fragilidad de la vida. Pequeñas casas de latones pretenden atesorar la vida que se fue. El empampado, el atrevido que desafió los secretos de la pampa, es el testigo que se llevó el secreto a la otra vida. Penas de amores, atajos para llegar más rápido a casa, le extraviaron el camino. Y la pampa no perdona.

Los cementerios, las huellas por donde pasó el tren y que los traficantes de la historia robaron, las animitas, los restos de las canchas de fútbol, nos hablan de una vida en la que su fragilidad se consumía lo que demora en consumirse un tiro de dinamita. La pampa desnuda, la pampa majestuosa.

Publicado en El Mercurio de Antofagasta, el 30 de julio de 2017.