Memoria Nortina

La Muerte viaja en Yola

 

Motivados quizás por la reciente realización del Nacional de Remo en Iquique, cinco jóvenes del Liceo de Hombres, inscritos en el Sportiva Italiana, el día 7 de octubre de 1959 deciden empezar a practicar este deporte. Llegan al Club de Botes, se suben a la Yola de 4 remos con timonel cuyo nombre era “La Genoveva” y se largan a remar. Las causas del naufragio se ignoran.

Los jóvenes eran cinco. José Tejeda de 18 años, Humberto Astudillo Valdés de 16, Iván Cortéz de 19, Martino Lioi de 16 años y Luis Pozo Contreras de 15 años. Los cuatro primeros desaparecieron. A eso de las 22.30 horas, fue encontrado sobre la yola dada vuelta, congelado y semi-inconsciente Luis Pozo Contreras. Fue el único que se salvó. Esto ocurrió en el sector cercano a la Boya.