Memoria Nortina

Jaime “Chita” Silva Cepeda

 

1945.

Peso Mosca.

Es menudo, de caminar rápido, y si usted lo ve, en foto o en la calle, se dará cuenta al tiro del porqué de su apodo. El dice que al momento de nacer le pusieron el apodo. No se enoja el hombre por eso. Nació el 21 de junio de 1945. Se crió en las calles Esmeralda con Aníbal Pinto. Empezó boxeando en el Manuel Sánchez, pero después por  no sé que imperativo de la sangre se fue al Unión Matadero.

El año 1964 fue campeón de Chile en la categoría mosca, después de haber vencido a Barcia y a Norberto Soto. El año 65, en el mes de febrero, pelea en el Luna Park y le gana a Benito Vega. Ese viaje lo realizó también Joaquín Cubillos, pero éste empató con Almaráz. El “Chita” fue un boxeador aguerrido y de técnica también. El mismo dice que su técnica la aprendió  nada menos que de Marcos Cerda, José Castro, Marino Castro y Abraham Godoy. Con esos maestros no hay por donde perderse. Ya en el profesionalismo, Rubén Loayza lo dirigió. Recuerda con máximo orgullo el haberle ganado a Jorge Barcia en los años 63 y 64. El año 73 se retiró invicto de los cuadriláteros. No hubo quien lo ganara. Alberto Realpe, dice que si a Silva se le hubiese dado el apoyo que se le dio a Martín Vargas, por ejemplo, ya tendríamos un Campeón del Mundo.