Memoria Nortina

Gerardo Vargas Estay

El “Pelo” Vargas.

1946-2003.

Sólo jugaré por la camiseta de Chung Wha con su sol que defiendo desde 1957.
Lo formó Alfredo Chung Carpio.
Seleccionado iquiqueño desde 1963.
Con una sola bandera deportiva y el número 9 en la camiseta de Chung Wha, se mantiene inalterable en la tienda oriental, Gerardo Orlando Vargas Estay, que se inició en infantiles en 1947, en la cancha de la calle Serrano, bajo la atenta mirada de Alfredo Chung Carpio, el formador de cracks, en ese recinto acogedor.
Gerardo, soltero, con 24 años de edad se graduó de profesor primario. Se le ve siempre con María Garrido, agraciada jugadora del Club Unión Morro, la que goza de generales simpatías en las filas orientales.

Excelente jugador

Vargas, es un excelente jugador. Juega en la defensa y en el ataque. Generalmente es correcto en sus actuaciones. Acepta las sanciones y las recomendaciones sin gestos ni cosas desagradables a la vista del espectador.
Representó a Iquique en el campeonato juvenil que se jugó en la ciudad, en el cual Temuco fue campeón. Desde 1964 a la fecha se ha integrado los seleccionados iquiqueños, reforzando a Chuquicamata cuando participó en el Nacional de Chillán.
En varios certámenes zonales ha brillado, rindiendo con eficiencia y calidad.

Está muy bajo.

Al consultar a Orlando Vargas, como encuentra su deporte favorito, respondió: “Está muy bajo. La verdad es que faltan dirigentes para poder realizar una mejor labor. Es necesario también que el Círculo de Entrenadores de Iquique, trabaje con más unión postergando diferencias, dedicando una atención máxima a los infantiles.
“Otra influencia-agregó-es la falta de un mayor número de canchas, permitiendo con ello la aparición de nuevos elementos. Sólo se cuenta con un campo para espectáculos de categoría, y es la Casa del Deporte.
“Por otra parte-dijo-, hay que trasladar al recinto de calle Tarapacá a los equipos infantiles, para agregar así el estimulo que tanta falta hace a los pequeños. Generalmente juegan entre dirigentes y jugadores. No faltan a veces los inconvenientes. En días pasados llegaron al Norte América y se encontraron con un tablero en malas condiciones”.

Preocupación total.

“Los dirigentes-siguió diciendo Vargas-, no solamente deben concretar su labor en torno a la presentación del equipo en las canchas, sino que también agruparse, cambiar ideas, planificar tras consolidar la rama.
“La preocupación tendrá que ser total. A la fecha, nos hemos mantenido, lo dice la historia, por espacio de 28 años con un titulo Nacional, ganado en 1942. Desde esa fecha no se ha logrado el galardón. Incluso se debe luchar porque esos laureles lleguen de nuevo. Indudable que la tarea será difícil. Quizás una Asociación o Cuerpo de Presidentes de Clubes de Básquetbol podría ser el camino para aunar mas opiniones en torno a una labor administrativa de clubes, alejados del aspecto competitivo que realiza la Asociación respectiva.

Razón de triunfos

“Los triunfos de mi club, sigue contándonos Vargas, son la unión que existe entre todos los integrantes. No hay roces. Se juega a una. Formamos como una familia y esto es tradicional en los equipos orientales. Viene casi desde la misma fundación hace ya más de 30 años.
“Si la unión persiste, siempre estará Chung Wha disputando los títulos de campeón. Son excelentes compañeros: Morales, Merubia, Bermúdez, Olmeño, Chung, Arancibia, Montoya y Camacho.

Admira al Norte.

“Siendo inmensamente leal con mi tienda deportiva, que conocí desde niño, admiro al Norte América como institución. Tiene gran cantidad de jugadores y algunos de grande porvenir, como el “chico” Guillermo Mondaca, que es veloz y tiene puntería, siendo peligroso bajo el cesto, pues no marra lanzamiento”.

El tema escabroso.

Abordamos al excelente zaguero y delantero, en un tema escabroso y le consultamos que opina sobre los árbitros y su actuación en el rectángulo. Nos contestó: “Considero a los árbitros, personas de un temple especial, siempre son fustigados y molestados, algunas veces reciben ofensas gruesas, que a uno mismo lo afectan. Para ser leal, confiésole que encuentro regulares los arbitrajes. De tarde en tarde un desempeño excelente. El mal radica en que varios árbitros son jugadores y algunos entrenadores y siempre esta latente el asunto de la camiseta y los puntos en lucha. Por otra parte, generalmente no cuentan con el apoyo de los clubes, los que exigen demasiado de ellos y en cambio no aportan con aspirantes para propender a un mayor desarrollo institucional y cuente la rama con más jueces, recibiendo los pocos que hay, toda clase de insultos y ofensas, salvo contadas excepciones.

Ha sido tentado

“Varias instituciones, nos agrego, a través de algunos dirigentes y jugadores, a las cuales estimo como amigos sinceros, me han insinuados cambios de tienda para reforzar el cuadro, llevarlo hacia arriba, pero me quedo con Chung Wha, al que defenderá con calor y entusiasmo, entregándole mis energías y empuje para que salga hacia delante y siga en el primer plano”.

Con Sergio Bustos

Orlando Vargas vino a “La Estrella”, con Sergio Bustos, joven exponente del Deportivo Liceo, el cual esta respondiendo con seguridad en el rectángulo. Los dos son tranquilos lejos de la cancha. En ella se desenvuelven con rapidez y celo en defensa de sus respectivos colores.

Al termino de la conversación con el maestro de hoy,, formador de generaciones en el campo de la educación, el jugador se siente feliz y contento por lo realizado hasta la fecha. Al despedirse nos dice: “Seguiré luchando por Chung Wha hasta que Zenobio Cepeda, nuestro gran entrenador me diga basta. Solo por ese club jugaré en mi vida y trataré de llevar dignamente la camiseta con el numero 9 el mismo que traigo desde infantiles”.

La Estrella de Iquique
Suplemento deportivo

Iquique, miércoles 15 de Julio de 1978.